viernes, 15 de agosto de 2014

El Bien Común


El Bien Común es uno de los pilares de la Doctrina Social de la Iglesia el cual
Sostiene que hay que crear las condiciones básicas para que la persona pueda desarrollarse como persona - ser humano - hijo de Dios, de manera digna y adecuada. Y de esto se debe encargar el Estado, y la Iglesia apoyar este maravilloso proyecto. Es obligación de la Iglesia en su misión evangelizadora. En otras palabras, el ser humano se va a desarrollar de manera integral, si es que le brindamos o promovemos las condiciones necesarias. Considero que estas son las áreas que tienen que crearse o promoverse para dicho objetivo:
1.- Educación elemental
2.- Salud elemental
3.- Alimentación digna
4.- Techo Digno
5.- Trabajo Digno
Con estas áreas básicas, estaremos garantizando básicamente el bien común.
En una realidad eclesial como la Latinoamericana, le va a tocar a la iglesia custodiar y promover estas condiciones. Y de hecho la Iglesia esta asumiendo el liderazgo (entendiendo Iglesia como la familia de los bautizados) pero tiene que involucrarse también mediante laicos competentes e instituciones para asegurar que la corrupción y la burocracia social y política no vaya en contra de esta tarea.
La Iglesia, desde sus comunidades parroquiales (Parroquia = familia de familias) y mediante una estructura de comunión y participación esta llamada a velar (mediante la palabra y el testimonio) porque esta sea una realidad buscando la solidaridad de la Iglesia Universal, reconociendo que somos el Cuerpo de Cristo.
La Iglesia no puede substituir esta tarea del cada Estado. La Iglesia esta llamada a acompañar esta tarea que es parte del desarrollo integral de una sociedad civilizada. Es una manera de construir el reino de Dios en nuestra realidad. Poniendo en Cristo y su Palabra, mas la enseñanza o el propio Magisterio eclesial, al servicio de esta misión.
Como creyentes, tenemos la riqueza de nuestra fe, que nos anima a compartir nuestros bienes especialmente con los más necesitados.
El gran reto es hacer desaparecer el tremendo abismo entre ricos y pobres, y crear de este modo una sociedad más justa y por lo tanto más pacifica. Tarea que tenemos por delante.

En síntesis


Desde el punto de vista eclesial, el bien común refiere al bien que Dios en su corazón tiene para todos sus hijos...
Este bien es conservado, mantenido y defendido para que todos puedan gozar de sus beneficios.

Desde el punto de vista social, la iglesia siempre defenderá aquel bien que beneficia no solo a algunos, sino a todos. Hay bienes a los que no se puede renunciar en su defensa, como la justicia y la equidad. Dar a cada uno lo que se merece y a cada uno lo que le corresponde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario